Basta mutilación genital femenina - MGF

ÚNETE A NOSOTROS EN LA LUCHA PARA PROTEGER A LAS CHICAS

Apoya la causa contra la mutilación genital femenina con un donativo.


Dona ahora Apadrina una niña

Una práctica brutal

44 millones de niñas son víctimas de mutilaciones genitales. Un acto ilegal y violento, pero que en países como Kenia es una tradición muy arraigada en la sociedad.

Se trata de una grave violación física y una práctica dolorosa practicada a chicas como un rito de transición de la infancia a la edad adulta.

Junto a nuestros trabajadores y las iglesias locales, luchamos cada día para abolir la práctica brutal de las ablaciones femeninas, defender los derechos de las niñas y difundir en los pueblos el verdadero valor que Dios da a cada una de las jóvenes.

Icona bambina - campagna contro mutilazioni genitali femminili


Las mutilaciones genitales femeninas (conocidas como MGF) son prácticas tradicionales que se siguen practicando en numerosos países.

Representan un riesgo gravísimo para la salud física y emocional de niñas, chicas jóvenes y mujeres.

Ayuda con un donativo

En África ya hemos salvado a cientos de niñas de las mutilaciones genitales femeninas, pero no nos detendremos hasta que todas las niñas estén protegidas.

Otra modalidad para donar

Puedes también hacer una transferencia a:

La Caixa: IBAN ES47 2100 3060 5322 0185 5587

Poniendo en el concepto “Basta de mutilaciones”

Recuerda: tus donativos gozan de beneficios fiscales y son deducibles o detraíbles.

Apadrina a una niña

Cambia para siempre la vida de una niña … ¡y la tuya!

Gracias a tu apadrinamiento, protegeremos a una niña de la violencia y la pobreza, regalándole la oportunidad de crecer en un lugar seguro.

La pobreza destruye las esperanzas, los sueños y el futuro de los niños en situación de mayor vulnerabilidad. Sólo el amor de Jesús es más fuerte que la pobreza, y mostramos ese amor a través de los cuidados de una iglesia local y el afecto de una persona como tú: un padrino lleno de amor.

La historia de Elinah*

"Mientras huía, pedí a Dios que me protegiera", explica Elinah*.

15 años, estaba condenada a sufrir una mutilación. En poco tiempo, se vería obligada a abandonar la escuela y casarse con un hombre que ni siquiera conocía.

“Encontré refugio en el centro Compassion: el pastor de la iglesia intervino para socorrerme y detener la mutilación. Mi sueño es que ninguna otra niña tenga que sufrir esta práctica terrible. Mi valor no radica en las tradiciones humanas, sino que se encuentra en el amor de Dios.

* nombre ficticio para proteger el anonimato de la chica

Personaliza tu perfil de Facebook

Personaliza tu imagen del perfil de Facebook con un marco solidario.

Personaliza tu imagen del perfil de Facebook con un marco solidario

¡No dejes perder esta ocasión! Demuestra tu apoyo a favor de las niñas y ayuda a Compassion en la lucha contra las mutilaciones genitales femeninas. Juntos podemos marcar la diferencia.

Personaliza

Logo Compassion España
© Copyright Compassion España 2005-2019 - Desde 1952 Compassion se dedica a apadrinar a los niños que viven en extrema pobreza en 25 países en Asia, África y América Latina.