Etiopía: la comida es como el maná del cielo

Los conflictos internos, el aumento del coste de los alimentos y la sequía de los últimos años han puesto en peligro la vida de los niños.

Etiopía: la comida es como el maná del cielo


En Tigray, una de las regiones más pobres de Etiopía, un conflicto interno se ha cobrado varias vidas y ha obligado a que muchas familias huyan de la región, y ahora la crisis alimentaria mundial ha dejado a muchos en una situación desesperada.

Nota: tras dos años de guerra, se anunció en Etiopía un acuerdo de paz entre las autoridades gubernamentales y los separatistas de Tigray (2 de noviembre de 2022)


Zere: "Nos pilló desprevenidos"

Había un silencio abrumador, y solo se podía escuchar el sonido de las balas. Un sábado, nos despertamos y sabíamos que estábamos bajo ataque. Había escuchado acerca de los combates en las ciudades cercanas, pero aquel día nos pilló desprevenidos.


Etiopía: la comida es como el maná del cielo


No tuvimos tiempo para abastecernos de comida. No tuvimos tiempo para huir. Era demasiado tarde para tomar una decisión. Temía por nuestras vidas. ¿Dónde escondería a mis hijos? ¿Cuánto tiempo nos duraría la comida?

Sólo agradecí el saco de harina de 25 kg, que había recibido un par de días antes del centro Compassion donde está inscrita mi hija Rediet. Tuve la tranquilidad de saber que mis hijos y yo tendríamos comida.


Etiopía: la comida es como el maná del cielo


Sin embargo, mi tranquilidad duró poco tiempo. Una tarde los soldados vinieron y se llevaron todo lo que teníamos: ropa, utensilios... y los 25 kg de harina con los que contaba para alimentar a mis hijos.

Hasta ese día era optimista, pero mi esperanza se desvaneció cuando nos quitaron la comida. Era nuestro único medio de supervivencia.

Etiopía: la comida es como el maná del cielo


Nunca me había imaginado que tendría que buscar restos de comida en la casa. Herví un puñado de arroz y le di a mis hijos el agua de cocción como sopa en la comida y el arroz cocido en la cena. Recuerdo mover los muebles, buscando algún grano que los ratones habían robado.

Después de encontrar un puñado de lentejas debajo de la cama, se las di a mis hijos. Me sentía desesperada.


Fatuma: "¿Qué es el dinero si no sirve para nada?"

Mi marido y yo hemos visto días mejores. Antes teníamos tierras, ganado y una casa, pero lo perdimos todo en un incendio.


Etiopía: la comida es como el maná del cielo


Nunca me deprimí, siempre trabajé duro para criar a mis hijos. Lavaba ropa y vendía verduras en el mercado, pero ahora, nuestro dinero no vale nada. Los precios de los alimentos se han disparado. Apenas podemos sobrevivir.

Ha sido difícil adaptarnos a la situación para sobrevivir. Utilizaba una piedra para moler el poco grano que tenía y hornear pan para mis hijos, pero aún así no era suficiente para todos.


Etiopía: la comida es como el maná del cielo


Cuando voy al mercado, regreso a casa confundida y enfadada. El trigo, un alimento básico, ha duplicado su precio, ¡es una pesadilla!

Sólo gracias a Nur, mi hijo de 14 años que forma parte del programa de apadrinamiento de Compassion, nuestra familia puede sobrevivir.


Solomon: "Maná enviado del cielo”

En Etiopía, el coste de los alimentos ha aumentado drásticamente. Para los centros Compassion y las iglesias locales, la triste realidad es inquietante.


Etiopía: la comida es como el maná del cielo


Solomon, director del centro Compassion, afirma: "Conocemos a los niños que atendemos y a sus familias. Cuando las cosas iban bien, ya vivían en duras condiciones, pero ahora su situación es más desesperante aún. Hacemos todo lo posible por ayudarlos".

Solomon añade: "Los suministros de alimentos son como el maná. Cuando reuní a los padres y les di la buena noticia que la comida había llegado, el patio de la iglesia se llenó de gritos de alegría. Muchos lloraron descontroladamente. Era como si pudieran volver a vivir. Los sacos de grano que distribuimos, junto con las botellas de aceite de cocina, fueron realmente un regalo del cielo".


Etiopía: la comida es como el maná del cielo


Mamá Zere explica: "Ahora puedo dormir tranquila, puedo alimentar a mis hijos y compartir algo con mis vecinos que lo están pasando mal. Agradezco a Dios porque mi hija Rediet está registrada en Compassion. No tenía nada y ahora lo tengo todo, gracias a la generosidad del centro Compassion. Doy gracias a Dios cada vez que preparo pan".

Fatuma nos expresa que su “mundo ha dado un vuelco por la falta de alimento”, y agradece a Dios por cada provisión.


Etiopía: la comida es como el maná del cielo


"Me siento aliviada, no sólo por la comida, sino porque sé que hay personas que se preocupan por mí. Sin Compassion, mis hijos habrían muerto de hambre. Ninguna madre podría soportarlo".


Etiopía: la comida es como el maná del cielo


Mamás como Zere y Fatuma, junto con sus hijos, están superando poco a poco el miedo de no tener nada para comer. Mientras disfrutan de la bendición de la comida, oran para que vengan días mejores.


Etiopía: la comida es como el maná del cielo


Dona ahora


Apadrina a un niño

Con tu ayuda, podemos darle a un niño la oportunidad de recibir ayuda y apoyo.

Apadrina ahora: juntos, podemos marcar la diferencia.

Apadrina un niño

Recibe nuestras comunicaciones

Logo Compassion España
© Copyright Compassion Espana 2005-2022 - Desde 1952 Compassion se dedica a apadrinar a los niños que viven en extrema pobreza en 25 países en Asia, África y América Latina.