Haití: gracias por reconstruir nuestro hogar

Vania y sus hijos lo habían perdido todo en el terremoto. Pero ahora están reunidos de nuevo gracias a un refugio proporcionado por Compassion. ¡Este es su testimonio!


La mañana del 14 de agosto 2021 es una fecha que Vania nunca olvidará. Es el día en el que en pocos segundos lo perdió todo. El terremoto que golpeó Haití destruyó por completo su hogar.

«Como cada mañana, estaba en el mercado vendiendo verduras. Mi marido estaba en casa con los niños a punto de salir para acompañarlos al centro Compassion», cuenta.


Haití: gracias por reconstruir nuestro hogar


«En el momento del terremoto, todo el mundo a mi alrededor gritaba y lloraba. Cuando me di cuenta de lo que estaba ocurriendo y vi que las casas se derrumbaban, pensé inmediatamente en mis hijos».

Vania vive con su marido Robenson y sus hijos en Guichard. Ella ama la Palabra de Dios y compartir con todos sobre el amor de Jesús.

Jean François (10 años) y Darlène (2 años), sus hijos más pequeños son parte del programa Compassion.


Haití: gracias por reconstruir nuestro hogar


«Siempre he sido una persona optimista. En el mercado vendo lo que mi marido cultiva. No tenemos bastante dinero para abrir un negocio, pero lo hago lo mejor que puedo», comparte.


Todo perdido en pocos segundos

Cuando el terremoto golpeó, la familia ya estaba luchando para sobrevivir a la pobreza.

En los minutos posteriores al terremoto, Vania sólo quería volver con su familia. «Cuanto más caminaba, más me preocupaba. Vi casas destruidas, gente llorando y heridos. Sólo pensaba en una cosa: ¿cómo estarían mis seres queridos?».


Haití: gracias por reconstruir nuestro hogar


«Lloré cuando vi mi casa hecha pedazos, pero cuando pude abrazar a mi marido y a mis hijos recobré las fuerzas».

Aunque ahora no tienen hogar, Vania y su familia no están solos. Desde las primeras horas después del terremoto, los trabajadores de Compassion les ayudó con artículos de primera necesidad y refugio.


Una familia separada

Dado el limitado espacio en el refugio ofrecido por Compassion en las primeras horas, la familia no pudo permanecer junta. Con reticencia, Vania envió a dos de sus hijos mayores a dormir con amigos del barrio.


Haití: gracias por reconstruir nuestro hogar


Mientras Vania y su familia luchaban por sobrevivir, otra tragedia estaba a punto de ocurrir. Una noche, unos perros callejeros atacaron su ganado. De diez vacas, sólo dos sobrevivieron al ataque. Habían perdido el último medio de subsistencia que les quedaba.


Un nuevo amanecer

A pesar de todo, Vania no ha perdido nunca la fe. Su constante oración era poder tener un lugar seguro donde reunir a toda su familia.

Cuando recibió la noticia de que Compassion le había conseguido un alojamiento temporal, vio la respuesta a sus oraciones.


Haití: gracias por reconstruir nuestro hogar Otras familias también han recibido sus casas provisionales


«Perdí mi casa con todo lo que tenía en el terremoto, pero Dios ha cuidado de mi familia. Me ha mostrado su misericordia a través de la ayuda que recibimos de Compassion», recuerda Vania

Después de una semana de preparativos, Vania y su familia por fin entraron a su nuevo refugio, una casita de madera. Finalmente ¡toda la familia reunida!


Haití: gracias por reconstruir nuestro hogar Otras familias también han recibido sus casas provisionales


«Donde los demás solo ven un refugio, yo veo un precioso hogar. El Señor ha escuchado nuestras oraciones y ha respondido a través de Compassion», explica Vania hablando de su nueva casa. Saben que no es la definitiva, pero Vania y su familia están enormemente agradecidos a Dios y a Compassion.

«Estoy agradecido a Dios. Su misericordia y su gracia han traído esperanza a mi familia, a pesar del momento tan duro que estamos viviendo», dice Robenson, el marido de Vania.

Pocos días después de instalarse en su nuevo refugio, Vania recibió a sus primeros invitados: un grupo de trabajadores de Compassion.


Haití: gracias por reconstruir nuestro hogar Otras familias también han recibido sus casas provisionales


«Ver cuán agradecida está esta madre me ha tocado profundamente. Su gratitud nos motiva a seguir luchando por los niños y sus familias», comenta Guilbaud Saint-Cyr, director de Compassion Haití, después de haber visitado y orado con la familia.

A pesar de las dificultades de estos últimos meses, Vania y su familia están muy agradecidos. Y aunque siguen enfrentando dificultades, saben que ya no las tienen que afrontar solos.


Ayúdanos con una donación

Gracias a tu generosidad podemos continuar ayudando a las familias afectadas.

Otros métodos para donar

Transferencia o ingreso en cuenta bancaria: La Caixa ES47 2100 3060 5322 0185 5587 ("Emergencia Haití")

Por teléfono llamando al +34 91 782 6556

Logo Compassion España
© Copyright Compassion Espana 2005-2022 - Desde 1952 Compassion se dedica a apadrinar a los niños que viven en extrema pobreza en 25 países en Asia, África y América Latina.