Tailandia: te presentamos a Adun

El héroe Tailandés de la cueva y el adolescente apadrinado e inspirador

Junto a sus compañeros de equipo, la odisea de Adun capturó la atención de todo el mundo. 12 chavales de edades comprendidas entre los 11 y los 16 años, y su entrenador de fútbol, de 25 años de edad, se adentraron en la cueva Luang Nang Non en el norte de Tailandia, sin saber que no verían la luz del sol hasta después de casi tres semanas. Las fuertes lluvias inundaron la cueva, atrapando a los chavales en una cámara elevada, a cuatro kilómetros de la entrada de la cueva.

Meet Adun: Thailand Cave Hero and Inspiring Sponsored Teenager

Da la impresión de que solo un milagro hizo que estos chicos fueran encontrados, después de todos los esfuerzos heroicos de los equipos de rescate. Cuando un grupo de rescate local encontró los zapatos y las bicis abandonadas a la entrada de la cueva, se inició una operación de búsqueda de gran envergadura y expertos de todo el mundo fueron al norte de Tailandia con la determinación de encontrar a los chavales y llevarles a un lugar seguro.

Meet Adun: Thailand Cave Hero and Inspiring Sponsored Teenager

Cuando los buceadores de rescate encontraron al equipo de fútbol, Adun, que habla inglés, birmano, mandarín y tailandés, jugó un papel esencial como intérprete.

“Hola,” dijo Adun. “¿Hay alguien ahí?”

Adun se comunicó con los buceadores, haciendo el papel de intérprete para sus compañeros y dando las noticias que hi-cieron que el mundo suspirara aliviado: cuando le pregunta-ron que cuántos chavales había en la cueva, Adun contestó: “trece”.

Pero incluso antes de que jugara este papel clave comu-nicándose con los buceadores rescatadores en la cueva, Adun, con tan solo 14 años de edad, tenía una historia poderosa que contar.

Meet Adun: Thailand Cave Hero and Inspiring Sponsored Teenager

¿Qué ocurre cuando no puedes demostrar quién eres?

Adun ha sido conocido y amado por el staff de la iglesia local colaboradora de Compassion desde que tenía 7 años.

Sus padres son parte del grupo étnico “Lua”. Queriendo dar a su hijo—el mayor de cinco hijos—las mejores oportunida-des para tener una educación y servir a Dios, le llevaron a la iglesia en Tailandia, donde el Pastor Go Shin y su mujer empezaron a preocuparse por él. También apuntaron a Adun al programa de apadrinamiento.

Pero ¿por qué le abandonaron sus padres en Tailandia?

Los países limítrofes son dados al conflicto entre grupos étnicos, a los disturbios civiles, y a la violencia motivada por la política. Dar a Adun la oportunidad de crecer en Tailandia le concedería la posibilidad de tener la vida que sus padres siempre quisieron que tuviera. Además de esto, vivir en Tailandia sin tener la nacionalidad puede tener consecuencias muy peligrosas.

Tailandia es un país de recurso, tránsito y destino para hombres, mujeres y niños para el tráfico y la explotación sexual y el trabajo forzado. Los inmigrantes, las minorías étnicas, a menudo de países vecinos, y las chicas y mujeres de las tribus de las colinas del norte, son especialmente vulnerables debido a que no disponen de la nacionalidad —y a menudo los traficantes se aprovechan del hecho de que su falta de documentación les hace difíciles de localizar.

A parte del riesgo del tráfico humano, estos inmigrantes y sus hijos no tienen el mismo acceso a la sanidad pública o a la educación que tienen los ciudadanos tailandeses normales. Sin nacionalidad, los estudiantes no reciben un certificado oficial después de la graduación y se les cierran muchas oportunidades de empleo, así como el acceso a una educación superior. No pueden ser dueños de tierras y no son libres para vivir o trabajar fuera de su provincia.

La falta de ciudadanía también impacta de manera negativa a la capacidad de los niños para acceder a una educación. Para beneficiarse de la educación del gobierno y para matricularse en el colegio, a menudo se les exige que aporten un certificado de nacimiento — algo de lo que ellos no disponen.

Debido a esto, muchos miembros de las tribus étnicas son incapaces de obtener la nacionalidad debido a las complejas regulaciones y a la falta de documentación — ¿Cómo puedes demostrar quién eres y de dónde eres si no tienes un certificado de nacimiento?

Meet Adun: Thailand Cave Hero and Inspiring Sponsored Teenager

Los padres de Adun llevan en esta foto el vestido Lua tradicional étnico para un culto especial de acción de gracias en la iglesia de Adun.

Cómo ayuda Compassion

Para combatir la falta del estatus legal, el personal de Com-passion Tailandia trabaja de forma incansable con las agencias del gobierno para ayudar a los niños que son elegibles en esta situación para recibir su nacionalidad. En los últimos años, Compassion Tailandia ha ayudado a cientos de niños a obtener la nacionalidad y los documentos de identidad. Incluso antes de estar atrapado en la cueva, el staff había estado ayudando a Adun para que el proceso de conseguir la nacionalidad le diera pie a nuevas oportunidades.

“Mantendremos las cosas de forma sencilla y ayudaremos a Adun a tener una vida como la que solía tener,” dice su cuidador, el Pastor Go Shin.

“Adun es un niño y un estudiante y su responsabilidad es estudiar y volver a una vida normal. Tenemos otros niños aquí [en la iglesia] que vienen de trasfondos similares o de niveles de pobreza como el de Adun y reciben apoyo con frecuencia. Seguiremos cuidando a todos los niños, a la vez que nos aseguramos de que Adun tiene el apoyo que necesita.”

Meet Adun: Thailand Cave Hero and Inspiring Sponsored Teenager

Este es Mue-bule-tu. Compassion también está ayudando a la familia de Mue-bule-tu a conseguir la nacionalidad Tailandesa.“Sin la nacionalidad o un documento de identi-dad, es muy difícil que encuentre un trabajo o un sueldo decente. Lo que gano es muy poco y no puedo viajar fuera de esta área o me arrestarán,” dice su madre, Norpoe.

Mirando hacia el futuro

Desde que le dieron el alta en el hospital el 18 de julio, Adun ha vuelto a su casa en la iglesia con los pastores locales. Mientras que 11 de los chavales que estaban atrapados a su lado asistieron a una ceremonia para convertirse en monjes budistas el 25 de julio, Adun no asistió. En lugar de eso, estuvo participando en un culto de acción de gracias en su iglesia local y en el centro Compassion. En esta reunión, también pasaron tiempo honrando la vida del Navy Seal tailandés que perdió la vida en la misión de rescate.

Adun compartió el siguiente testimonio durante la reunión.

“Para cuando llegó la décima noche nuestra paciencia, esperanza, energía física y valentía se estaban agotando. No podíamos hacer nada para ayudar [a cambiar la situación]. Lo único que podía hacer era orar. Oré: ‘Señor, solo soy un chaval, Tú eres el Dios todopoderoso, Tú eres santo, y Tú eres poderoso. Ahora mismo no puedo hacer nada, por favor, protégenos, ven y ayúdanos a los 13”.

“Y a continuación terminé mi oración, dando gracias a Dios por todo lo que me había ocurrido a mí y a mis amigos—a los 13 que estábamos allí. Gracias a todos los que habéis orado por mí y a todo el equipo, gracias a todos los que nos han ayudado y por último, gracias al Señor, gracias, Dios. Dios os bendiga a todos. Gracias”.

Meet Adun: Thailand Cave Hero and Inspiring Sponsored Teenager

Además de ser un estudiante dotado y que habla varios idiomas, Adun dirige la alabanza en su iglesia. También espera convertirse en médico algún día y en un jugador de fútbol profesional del equipo Chiang Rai United.

En una conferencia de prensa reciente, Adun dice que esta odisea le ha hecho cambiar su forma de ver la vida.
"Este incidente me ha enseñado que es importante pensar con antelación antes de hacer algo que afectará nuestro futuro," dice Adun.
"Después de sobrevivir a este incidente, he decidido vivir mi vida de la mejor forma —al máximo—que me sea posible."

En la oscuridad de la cueva, Adun dejó que su luz brillara. Ahora que está fuera, no da la impresión que esa luz brille menos. Estamos muy agradecidos por todas y cada una de las personas que han cubierto al equipo de fútbol y a sus familias en oración. Por favor, seguid orando para que Adun consiga la nacionalidad, así como otros miles de niños que se encuentran desplazados en Tailandia.

Meet Adun: Thailand Cave Hero and Inspiring Sponsored Teenager

Nota: Compassion respeta el deseo del gobierno Tailandés de proteger la privacidad del equipo de fútbol y no se han realizado ni se realizarán entrevistas con Adun a menos que el gobierno lo permita y Adun mismo esté dispuesto.


Fuentes: El Gobierno Australiano; CNN

Información de campo: Piyamary Shinoda, redacción: Ellyse McCallum e información adicional por Amber van Schoone-veld y Monique Wallace

Los fragmentos de este blog han sido extraídos de los artículos previamente publicados por Compassion Canadá y Compassion Australia

Fotos por Piyamary Shinoda y Ben Adams

Apadrina un niño


Logo Compassion España
© Copyright Compassion Espana 2005-2018 - Desde 1952 Compassion se dedica a apadrinar a los niños que viven en extrema pobreza en 25 países en Asia, África y América Latina.