El primer llanto: 13 fotografías de nuevas madres que viven en la pobreza

Desde el embarazo hasta la maternidad, las siguientes fotografías ilustran el viaje de algunas madres jóvenes que viven en la pobreza en Uganda

Uganda: día de la madre

En los países en vías de desarrollo, la triste realidad es que muchas futuras madres tienen que luchar para poder gozar de cuidados y apoyo durante el embarazo y el parto.

Uganda es uno de los países con la tasa más alta de mortalidad materna.

Por este motivo, nos gustaría celebrar junto a ti las vidas de estas madres: madres que participan en las actividades de nuestros centros Compassion y que han recibido apoyo práctico, emocional y espiritual desde el embarazo.

¡Junto a ellas celebramos la llegada de los niños!

Mamá Kate e Innocent

Uganda: día de la madre

Tenía 14 años cuando murió mi madre. Mi padre tenía dos mujeres, así que me tocó ir a vivir con mi madrastra. En aquel hogar, fui víctima de violencia física y abusos verbales.

Decisi di fuggire in città e mi sposai. Poco dopo essere rimasta incinta, mio maritò mi abbandonò. Ero disperata e non sapevo cosa fare.

Un giorno, una donna di una chiesa locale mi parlò del centro Compassion e mi accompagnò da loro. Ho raccontato la mia storia e subito sono stata accolta con amore.

Uganda: día de la madre

Decidí huir a la ciudad y me casé. Poco después de quedarme embarazada, mi marido me abandonó. Me sentía desesperada y no sabía qué hacer.

Un día, una mujer de una iglesia local me habló del centro Compassion y me acompañó hasta allí. Expliqué mi historia y desde aquel momento fui acogida con amor.

Nunca antes me había sentido tan feliz: me dieron esperanza; y aunque mi hijo no tendrá un padre, los trabajadores de Compassion y yo estaremos a su lado durante su crecimiento.

Mamá Pamela y Grace

Uganda: día de la madre

Cuando nació mi hija, decidí llamarla Grace, el mismo nombre de la trabajadora de Compassion que me ayudó durante el embarazo.

Soy una madre soltera y la ayuda de Compassion ha sido maravillosa.

Lo único que deseo es que mi niña esté sana: la baño tres veces al día, me aseguro de que siempre esté limpia y tenga buena salud.

Uganda: día de la madre

Amo a mi hija, siento un amor inmenso hacia ella.

Me gustaría ser recordada como una buena madre, atenta y llena de amor.

Mamá Rahuma y Ronitah

Uganda: día de la madre

Cuando tenía 13 años, tuve que abandonar la escuela porque en mi familia no teníamos dinero.

Hasta hace poco tiempo nunca había tenido una vida fácil. Todo lo que deseo es poder vivir con tranquilidad, pero el dinero que mi marido gana con su trabajo no es suficiente.

A veces se me ha pasado por la cabeza la idea de abortar, pero me he dicho a mí misma: “¡Este niño tiene que nacer!”

Un día, los miembros de la iglesia local vinieron a mi casa, me hablaron acerca del programa Compassion y me invitaron al centro.

Sin su ayuda, no habría recibido cuidado y asistencia.

Mamá Ruhama y Faith

Uganda: día de la madre

Me siento tan feliz: hasta hace poco tiempo éramos sólo dos personas, ¡ahora somos tres!

Estoy muy orgullosa de mi hija. Ser madre es una sensación estupenda.

Cuando está despierta juego con ella; cuando la miro veo que está tranquila y serena.

Uganda: día de la madre

Mi marido y yo decidimos llamarla Faith (quiere decir “fe” en español), porque esperamos que crezca y tenga fe en Dios. También la hemos llamado Faith porque durante el embarazo, que fue difícil, siempre mantuvimos nuestra esperanza en Dios.

Mamá Juliet y Shadrack

Uganda: día de la madre

Mis padres eran agricultores y yo era uno de los nueve hijos que tuvieron. Nunca pude acabar mis estudios, ya que los gastos escolares eran demasiado altos.

Cuando no estaba en la escuela ayudaba en el huerto a mi familia. A menudo sólo podíamos comer batatas, no teníamos una dieta equilibrada.

Después de casarme me quedé embarazada. No teníamos dinero y no me podía permitir ir al hospital; menos aún el coste de un médico. Cuando tenía dinero y podía ir al médico, siempre me decía que estaba deshidratada y que corría el riesgo de perder al bebé.

Uganda: día de la madre

Justamente durante aquel período, los trabajadores de Compassion me invitaron al centro. Por fin tenía una nueva esperanza. Sé que sin sus cuidados probablemente habría perdido a mi hijo.

Mamá Julieth y Christine

Uganda: día de la madre

Me siento muy feliz: soy madre, siempre deseé serlo.

Desde que me convertí en madre, mi vida ha cambiado completamente. Mi hija es una fuente de felicidad: ríe y está feliz. ¡Tan sólo hay que mirar su sonrisa!

Uganda: día de la madre

Marca la diferencia

Estar embarazada y vivir en la pobreza es un gran reto para todas las madres.

Gracias a nuestros centros Compassion, ahora todas estas madres se sienten esperanzadas: saben que sus niños tendran una esperanza concreta en sus vidas.

Junto a tí, podemos reducir la tasa de mortalidad infantil y ayudar a las madres que se encuentran en una situación difícil.

Apadrina un niño ahora

Logo Compassion España
© Copyright Compassion Espana 2005-2018 - Desde 1952 Compassion se dedica a apadrinar a los niños que viven en extrema pobreza en 25 países en Asia, África y América Latina.